Por favor, hagan una película decente de Uncharted!!!

Gracias a Joan, una compañera de trabajo, hace poco terminé Uncharted: Drake’s Fortune. Le compré a Gino el Uncharted 2: Among Thieves, pero preferí -tercamente -jugarla después de pasar el primer título de esta saga exclusiva de la PS3.

Para quienes no han jugado ambos títulos de la desarrolladora Naughty Dog, su protagonista es Nathan Drake, posible descendiente del pirata sir Francis Drake y un cazador de tesoros que, a diferencia de Indiana Jones, lo mueve más el interés pecuniario que el académico.


El Drake’s Fortune es un título de acción en tercera persona con mucho ‘plataformeo’ a lo Tomb Raider. El tratamiento de su historia es muy cinematográfico, tanto que, el día en que ya me faltaba poco para pasarlo, tal fue mi interés por ver el final de la misma – que involucra a El Dorado, al pirata británico y al régimen nazi -, que le robé horas a mi sueño. ¡Y la verdad que no me arrepentí!

Con respecto a la segunda parte, sé que es uno de los mejores exponentes de lo que puede lograrse gráficamente con la consola de la Sony. Además, he leído tan buenas críticas – algunas reseñas como las del The New York Times aseguran que ningún juego ha proporcionado una experiencia cinematográfica más genuina como el Among Thieves – que ya no veo el momento en que Joan me lo devuelva para jugarlo (se lo intercambié junto con God of War 3 por Uncharted e Infamous).


Por esa expectativa, y porque casi todos los gamers sabemos que cuando Hollywood busca historias entre los videojuegos el resultado final es una completa m$%#@, me puse a rezar cuando leí la noticia en Joystiq de que Mark Wahlberg iba a interpretar a Nate. ¡Es que no deseo que estropeen tremenda saga!

Mi temor no va por Wahlberg, quien hace mucho tiempo dejó de lucir calzoncillos de Calvin Klein así como su faceta de rapero, y ha interpretado geniales roles en Boggie Nights, The Yards y la espectacular The Departed. No incluyo a The Happening porque solo vale la pena ver esa ‘pela’ por Zooey Deschanel.


Tampoco por el director, David O Russell, quien ha trabajado en más de una cinta con Wahlberg, entre ellas, la más resaltante, Three Kings. Mi miedo a que hagan de Uncharted, la película una basofia está relacionado al hecho de que no se trata del primer papel basado en un videojuego de ‘Marky Mark’: hace poco interpretó a Max Payne.

No he jugado ninguna de las dos partes este último juego – sí, ya sé,
otra razón para lapearme-, pero sí he conversado con quienes lo han
hecho y casi todos me dijeron lo mismo: la película basada en este
título es un reverenda m$%#@, elevada al cuadrado.


Así que pronto voy a iniciar una cadena de oración para que hagan una ‘pela’ decente con Nathan Drake como protagonista. Y ustedes, ¿qué videojuegos de la más reciente generación NO quieren que sean convertidos en película?

Pedro Rivas Ugaz

PD Quién iba a pensar que iba a encontrar una mujer gamer en mi chamba!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.