Webe@ndo | Blog de Pedro Rivas

Tecnología, coyuntura y vivencias desde Lima, Perú.

García junto a su cónyuge. Tomado de Peru21.com

El viernes 20, una columna del periodista César Hildebrandt en el diario La Primera revelaba lo que en algunos círculos sociales y políticos ya era conocido: Alan García Pérez tuvo un hijo extramatrimonial, el cual nació en febrero del 2005 fruto de una relación con Elizabeth Cheesman Rajkovic, una destacada economista, más conocida como ‘Cuqui’ en la alta esfera limeña.

El dato fue dado a conocer de refilón por Hildebrandt, en un artículo que tenía como objetivo denunciar una presunta irregularidad en la adquisición de las vacunas contra la rubéola, lo que al final fue desmentido por las autoridades peruanas así como de la Organización Panamericana de Salud. Como se dice criollamente, “mezcló papas con camotes”.

Elizabeth Cheesman Rajkovic


Sin embargo, la revelación causó un terremoto en las redacciones de los medios periodísticos. ¿Se debía tratar el tema?

Fue recién el lunes 23, que el presidente García se pronunció sobre el pequeño. Durante todo ese fin de semana se rehusó a hablar con la prensa. En una declaración pública, cerca de la una de la tarde, el mandatario, acompañado de su esposa, Pilar Nores, admitió la existencia de Federico Danton.

Contó que su sexto hijo nació durante el tiempo en que estuvo separado de Nores. Como se recuerda, cuando García aún era postulante a la Presidencia de la República, en todo momento se mostró como un padre amoroso de solo 5 vástagos, con una familia constituida.

Así informaron los diarios al día siguiente sobre el ‘Cheesmangate’. Tomado con mi Razr V3

En su declaración, García explicó el porqué no habló del menor: “(…) lo que he querido, antes de ser presidente, es evitar que nadie señalara con el dedo a un niño que tiene el derecho a su intimidad y a su privacidad especialmente, al comienzo de su vida”.

Y eso es lo que le reprocha la gente. Sin embargo, los medios de comunicación también han sido criticados: ¿Por qué no informaron?, se debe preguntar más de un blogger peruano.

Bueno, la respuesta es simple: el haber dado a conocer la existencia de Federico Danton no hubiera afectado el bien común de los peruanos.

Puede que esta respuesta no les guste, pero hay una delgada línea entre lo público y privado. Recuerdo haber discutido esto en las clases de Comunicación en San Marcos.

Pero esto sí ocurrió con el ex presidente Alejandro Toledo y su hija tardíamente reconocida, Zaraí Toledo Orozco. Basta decir con que Toledo Manrique se reunió con uno de los magistrados que veía el caso de filiación en el Poder Judicial.

Por eso es que reniego cuando Magaly Medina justifica sus ampays diciendo que ella hace “periodismo”. Lo único que hace es alimentar el interés de la gente por conocer la intimidad de los personajes de la farándula limeña, es decir simple morbo. Lo que no está mal, pero decir que es de “interés común”, es una simple pachotada.

Escucha aquí la declaración completa de García.

Un comentario en “El sexto hijo de Alan García y el debate sobre lo público y privado

  1. Anónimo dice:

    mañoson aparte tranposo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: